lunes, 21 de marzo de 2011

Los comienzos de la literatura.

    La primera persona preocupada por la literatura infantil fue un editor, Saturnino Calleja. 

Saturnino Calleja (1853-1915).
    Es importante tener en cuenta que, el tener un libro era un privilegio, al que solo podían acceder unos pocos. Esto se debía a lo costoso y trabajoso que era fabricar un libro.

    La empresa de dicho editor (Saturnino Calleja e Hijos), decidió hacer unos libros que salieran semanalmente en los puntos de venta de prensa. La finalidad de esta edición era intentar captar a esos niños de clase media-alta, como futuros lectores. Para conseguirlo, fabricaban libros cuyo formato era mínimo, lo que hacia que se redujeran los costes al máximo. 

    Esta literatura se ajustaba al "aprender delaitando", ya que tenían un fin pedagógico-didáctico, remarcando esta función con una breve biografía al final de algún personaje ilustre y un pasatiempo. La función de entretener era secundaria.

    Los personajes de este tipo de literatura, son planos, ya que no tienen psicología. Se definen principalmente por dos características específicas; ej.: "bueno y trabajador".

   Los libros de Calleja estaban enmarcados en dos ambientes diferentes, uno de ellos eran lugares ficticios y otros en las realidad presente en la que vivían los niños.

    Todos estos libros pertenecen a la literatura de autor, a pesar de ser anónimo, dado que se ajusta a la definición dada en la entrada anterior.

    Posteriores a estos libros son otros de formato un poco mayor de los años 40, de editoriales como Bruguera y el Molino.



------------------------------------------------------------------------
Diferencia entre "identificarse con" y "querer ser".

    Un niño puede "quere ser" como Blancanieves, Cenicienta...pero NUNCA se podrá "identificarse con" este tipo de personajes porque son planos, no son personajes humaniados.
------------------------------------------------------------------------

    Dentro de el gran número de autores que pertenecen a este comienzo de la literatura infantil, destacan dos:

  • Salvador Bartolozzi : 
             Tiene dos obras fundamentales:
      • "Pipo y Pipa".
      • "Pinocho y Chapete".
             Estas dos obras son tan importantes porque son el primer acercamiento a la literatura infantil, los personajes no sirven para que los niños se identifiquen con ellos, pero se acenrcan más a su psicología que los de Calleja.

  • Elena Fortún: 
            Esta autora crea el primer personaje real en la historia de la literatura CELIA. Este personaje, tiene psicología y además crece a lo largo del tiempo, según van avanzando los libros. El primer libro se editó en 1928, y fue la serie más larga de los años 30-40. (A partir de este momento, convivirán los personajes planos, por ejemplo los de Calleja; con los personajes evolutivos, por ejemplo Celia).


    Con el florecimiento  de la radio, comenzaron lo seriales radiofónicos. Un ejemplo de ello es "Matilde, Perico y Periquín", que posteriormente fue un libro. El serial radiofónico más famoso fue "Antoñita la fantástica".

    En los años 50, se editó el primer libro a todo color "Mari Pepa". Era un libro novedoso ya que era totalmente ilustrado. En un comienzo, era un libro dirigido al sexo femenino, pero como algunos de los personajes eran chicos, posteriormente también lo leía un público masculino.

    En los 70, se fabrican los primeros libros troquelados. También empiezan a convocarse multitud de Premios Literarios Infantiles y surgen editoriales tan potentes como SM. Comienzan los libros de los ninños reibindicando el ser niños, no adultos en miniatura, tal y como les consideraba la sociedad. Ejemplo de ello es Oliver Button.

    A partir de los 90, el mercado sufre un gran cambio, tanto en las ilustraciones como en el formato. 

    Desde este momento, comienza a considerarse a los niños de 0 a 6 como lectores en potencia.  El primer libro para niños pre-lectores fue "La historia de Babar" ( L'Histoire de Babar), siendo únicamente una obra ilustrada. Es Jean de Brunhoff el primer autor en pensar como futuros lectores de sus obras en los niños más pequeños.

1 comentario: